Reviews con sabor a pollo

The Titan (2018)

The Titan (2018)
Publicado en Review por - Apr 06, 2018
Ver Trailer

Luego de protagonizar Clash of the Titans (2010) y Wrath of the Titans (2011), el próximo paso para Sam Worthington es protagonizar una película con “Titan” en el título y en la que es un extraterrestre azul, pero no Avatar (2009), sino The Titan, que tiene un póster muy parecido a Avatar, pero que trata de ir a vivir a una luna de un planeta lejano. No, espera, dije que no era Avatar. La luna en cuestión es Titán, y como es de esperar, los humanos comunes y corrientes no pueden vivir ahí.

Del trailer lo único que se puede concluir es “este es el próximo clavo que voy a ver”, porque no le hace ningún favor. La idea es que en el año 2048, la población humana ha crecido tanto que no es insostenible para el planeta, por lo que el plan menos descabellado es habitar la luna de Saturno llamada Titán, porque es la que única que tiene una atmósfera densa. El hecho de que mayormente esté conformada de nitrógeno, y que sea oscura y fría, son trivialidades que se pueden superar modificando el genoma humano. Obvio que es imposible hacer este para habitar Marte o la luna Europa, así que sácate esas ideas de la cabeza.

Rick Janssen (Sam Worthington) se muda con su esposa Abigail (Taylor Schilling) y su hijo Lucas (Noah Jupe) a una base militar en una isla donde formará parte de los experimentos para adaptarlo a la atmósfera de Titán, mientras que su familia vive en una casa de lujo alejada de los problemas que acontecen al resto de la humanidad. El Prof. Collingwood (Tom Wilkinson) tiene el respaldo de la OTAN y el Departamento de Defensa para llevar a cabo estos experimentos que resultarían en la supervivencia de la humanidad fuera de la Tierra. La mano derecha de Collingwood es Freya (Agyness Deyn) que no parece que está muy segura de que todo esto vaya a salir bien.

Durante aproximadamente una hora vemos a los elegidos recibir inyecciones, someterse a cirugías, aguantar la respiración, y una serie de ejercicios con la finalidad de recrear lo más posible el ambiente de Titán. Quizás hubiese sido una buena idea llevarlos a la Antártida para las pruebas de frío. Lo que intento decir es que durante una hora no pasa casi nada, sólo los efectos secundarios de las inyecciones que incluye par de muertes porque sus sistemas no aguantan la carga, pero es parte del riesgo tomaron al firmar el contrato.

Ya en la última media hora es cuando quizás la cosa se pondrá buena, pero es cuando te das cuenta que la película se trata de sobreponerse a las adversidades de los experimentos y esta última media hora fue inventada porque de alguna manera tenían que terminar la película y no sabían cómo hacerlo. ¿Hay alguna forma de hacer a Sam Worthington más soso? “Sí, es posible”, dice The Titan, “y para eso le vamos a poner tanto maquillaje en la cara que no podrá mover ni un músculo”. Yo creía que había tolerado demasiado a esta película porque no había pasado nada, pero entonces me enseñan al Homo Titaniens Sam Worthington y la única razón para terminar este vaina es que ya he visto más del 66%.

El Prof. Collingwood parece que es el villano de todo esto porque oculta ciertos detalles a las familias de los conejillos de indias, pero al final dejan a entender que el locoviejo tenía la razón en casi todas sus decisiones. No creo que eso haya sido intencional. Hubo consecuencias y gente perdió la vida, pero si el experimento lleva a alguien a Titán y sobrevive comiendo piedras, pues fue todo un éxito.

Para concluir, el problema de The Titan es que no saben cuál es la película que quieren hacer, mientras que lo interesante es la primera hora que lamentablemente no llega a nada pues es sólo una idea sin sustancia, y entonces está el final que simplemente no tiene razón de ser.

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *