Reviews con sabor a pollo

Gold (2016)

Oro

Gold (2016)
Publicado en Review por - Jan 30, 2017
Ver Trailer

Inspirada en hechos reales, Gold trata de la historia ficticia de Kenny Wells, el heredero de una compañía minera que se va a pique y que luego se recobra gracias al hallazgo de un yacimiento de –¿qué más?– oro. Es como si nos vendieran Fool’s Gold (2008), pero sin el romance y con más Wall Street. Al final de la película te preguntas si te vendieron oro por espejitos, y si pagaste la entrada, te tengo noticias.

La película empieza en 1981 con la breve escena entre Kenny Wells (Matthew McConaughey) y su padre (Craig T. Nelson) mientras hacen los planes para seguir gastando dinero explorando yacimientos que no parecen estar dando frutos–bueno, minerales en este caso. Siete años más adelante, y Washoe Mining Co está mendigando y buscando a algún benefactor que auspicie alguna expedición a algún lugar con el potencial de encontrar –¿qué más?– oro.

Yo no sé cuánto tiempo el diablo se los ha estado llevando, pero Kenny vive con su novia (?) Kay (Bryce Dallas Howard), quien parece lo mantiene con su sueldo de camarera, y quien no tiene mucha importancia en la historia al igual que la primera esposa de Jordan Belfort en The Wolf of Wall Street (2013). El caso es que Kenny usa el poco dinero que tiene para viajar a Indonesia, donde encontraría a otro perdedor que también se lo está llevando el diablo, Michael Acosta (Edgar Ramírez), y juntos buscan la manera de montar una mina donde todo es monte y culebra.

Y antes de que puedan explotar el yacimiento, ya Brian Wolf (Corey Stoll) de Wall Street está buscando la forma de hacer negocio con éste. Ahora, yo no recuerdo exactamente lo que pasa pero prácticamente saltan de “estamos en olla” a “estamos forrados en dinero” sin muchas explicaciones ni razones de por medio, sólo a base de especulación. Este es mi principal problema con la película, ¿qué es lo que estás intentando hacer? Kenny no parece tener el mejor juicio para estar a cargo de nada, pero eso no impide que el negocio prospere, hasta que le clavan un cuchillo en la espalda. Michael Acosta, en cambio, se ve más sensato y quizás se deba a que esta no es su historia por lo que no lo podemos ver haciendo disparates.

Matthew McConaughey y Edgar Ramírez es un dúo que funciona porque sus personajes son diferentes que encuentran la forma de cooperar y es convincente que Kenny se preocupa por Michael y viceversa. McConaughey aquí está gordo y calvo, y no esperaba verle la panza tan frecuentemente. El personaje de Bryce Dallas Howard sólo está para vendernos la idea de que Kenny es una buena persona. Los demás personajes, ni me acuerdo lo que hacen.

La mayor parte de la película se narra en retrospectiva porque es una entrevista entre Kenny Wells, pero no es algo que uno se lleve inmediatamente. Uno escucha la voz de Matthew McConaughey y se siente como un elemento tan extraño. Más adelante es una entrevista entre éste y un reportero interpretado por Toby Kebbell. Al final es que entiendo que Tobby Kebbell no es ningún reportero.

Para concluir, pienso que Gold es una película para los sábados en la noche, la cual ves, disfrutas, y te olvidas de ella antes de irte a dormir. Una de las cosas que se pueden hablar a futuro es de las libras que ha echado Matthew McConaughey para este papel, algo que Christian Bale ya había hecho para American Hustle (2013).

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *