Reviews con sabor a pollo

The Infiltrator (2016)

El infiltrado

The Infiltrator (2016)
Publicado en Review por - Dec 16, 2016
Ver Trailer

The Infiltrator es una película que se basa en la autobiografía del mismo nombre de Robert Mazur en la que éste se hace pasar por alguien que puede lavar todo el dinero sucio de los narcotraficantes con la finalidad de desmantelar las operaciones de Pablo Escobar. La película trata más del lavado de activos que del tráfico de drogas, por lo que se la pasan hablando mucho de cómo se mueve el dinero.

Robert Mazur (Bryan Cranston) es un agente de Aduanas (?) que trabaja encubierto para atrapar a los narcotraficantes con las manos en la masa en algún lugar de Florida a mediados de la década de 1980. Le dan la oportunidad de retirarse y echarse aire en las pelotas por el resto de sus días, pero lo rechaza para involucrarse en otro trabajo más que incluye tener que lidiar con el cartel de Pablo Escobar y otros psicópatas más. Como no estará solo en esto, tiene la ayuda del agente Emir Abreu (John Leguizamo) que se hace pasar por un matón cualquiera, y también incluyen a la agente Kathy Ertz (Diane Kruger) para que se haga pasar por su prometida por un disparate que se le zafó.

Para hacer su trabajo, Robert tiene que adoptar identidades falsas, coincidencialmente todos los nombres son “Robert” o “Bob”, y posteriormente tiene que ganarse la confianza de los narcotraficantes y sus jefes. Como hay un montón de personajes, algunos que sólo aparecen por minutos, yo no me acuerdo de ningún nombre en particular. La calidad de escoria con la que Robert se tiene que codear es muy diferente a lo que está acostumbrado, y los tres agentes tienen que cuidar cada detalle porque no es bonito lo que sucederá si se dan cuenta del engaño.

Uno de los jefes es Roberto Alcaino (Benjamin Bratt), quien yo realmente no sé lo que hace, pero es el jefe, no tan jefe como Pablo o Don Chepe, pero importante. Para poder llegar a Alcaino, Robert tiene que jugar el juego, y esto implica arriesgar su vida sin entender muy bien lo que está pasando (como cuando tiene que ver a un brujo con un pollo).

The Infiltrator en parte es interesante e intrigante, y gracias a las actuaciones de Cranston, Leguizamo, y Kruger uno no pierde el interés. Por otra parte, hablan demasiado, hay demasiados personajes, e intentar seguir lo que sea que estaban diciendo, quién hizo qué, en qué parte del mundo es que están, y cuánto tiempo es que ha pasado hacen que me aburra porque esta película no se trata de hacer ejercicios mentales. El trailer te vende que se trata de un thriller de narcotráfico, pero al igual que Robert Mazur se trata de un engaño para que le des tu dinero.

La magnitud de la operación no es algo que se perciba en la película hasta que llega la hora de los créditos y mencionan a la CIA y el rollo Irán-Contra. Oh, entonces te buscas otro lado de la historia para tener un cuadro más completo y recuerdas a Kill the Messenger (2015), en la que un reportero descubre el vínculo entre el gobierno gringo y el narcotráfico. El mundo es más complejo de ahí y varias horas de película no son suficiente.

Para concluir, The Infiltrator es una película ordinaria que tiene unas cuantas escenas intensas en las que no se sabe cuál será el destino de los protagonistas. Quizás me llame la atención si la veo en el cable antes de irme a dormir, pero lo más probable prefiera mirar el techo.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *