Reviews con sabor a pollo

Keeping Up with the Joneses (2016)

Espiando a los vecinos

Keeping Up with the Joneses (2016)
Publicado en Review por - Oct 26, 2016
Ver Trailer

Keeping Up with the Joneses es una película que pertenece al género de acción-comedia al igual que Central Intelligence (2016), pero menos divertida. A algunos le recordará a The ‘Burbs (1989) con Tom Hanks porque trata de los nuevos vecinos en el vecindario, mezclado con un poco de True Lies (1994). A pesar de que no me reí tanto como esperaba, me sorprendió que la persecusión en carro quedó mejor que la que tiene Jack Reacher: Never Go Back (2016).

Jeff (Zach Galifianakis) es una especie de perdedor que trabaja para el departamento de Recursos Humanos de una empresa aeroespacial, mientras que su esposa Karen (Isla Fisher) es otra especie de perdedora que no parece tener trabajo más que decorar el baño de una de sus amigas el cual va a incluir un urinal por razones que sólo pueden explicarse con la excusa de “es una comedia”. El caso es que son gente común y corriente que llevan una vida tranquila, y como ahora sus hijos están en un campamento de verano, tienen la casa para ellos solos.

A la casa que estaba en venta se ha mudado una pareja que parece que lo ha hecho todo en el mundo y que ha decidido vivir tranquilamente en el cul-de-sac. Estos son los Jones (o los “Joneses” en inglés). Tim (Jon Hamm) es una especie de Anthony Bourdain, que viaja por el mundo y escribe los lugares que visita, mientras que su esposa Natalie (Gal Gadot) tiene un blog de cocina y ayuda a los huérfanos de Sri Lanka. El problema es que estos dos son demasiados perfectos para la vida en los suburbios, así que deben estar tramando algo raro.

Keeping Up with the Jonesses es una película desechable que sólo ves para perder el tiempo, y tiene su par de momentos que me dio risa, pero en general no me la encontré tan divertida. Zach Galifianakis mantiene el filme con un aire positivo e inocente, mientras que Isla Fisher hace de espía casera (siempre hay una de esas doñas en el vecindario, atenta a la vida de los demás). Jon Hamm y Gal Gadot le agregan tanto glamour a la película que cualquiera sospecharía de sus intenciones. Al tratarse de una comedia, uno no espera que tenga buenas escenas de acción, pero las pocas que tiene me las encuentro mejor que las películas contemporáneas del género de acción que han decidido hacer un tollo con la excusa de “hacerlas más realistas” (o más baratas).

Para concluir, Keeping Up with the Joneses no es que sea una mala película, pero es que no es suficientemente divertida para justificar el costo del cine, y saldría mejor verla en el cable más por curiosidad que por el placer de verla. Al final de ésta, simplemente la olvidas y no la mencionas más.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *