Reviews con sabor a pollo

The Man From UNCLE (2015)

El agente de CIPOL

The Man From UNCLE (2015)
Publicado en Review por - Aug 21, 2015
Ver Trailer

The Man From UNCLE es una especie de película de comedia de espías que no está muy segura de lo que quiere lograr, y cuyos esfuerzos no son suficientes para entretenernos durante dos horas. No me malinterpreten, me parece que la película es divertida, graciosa y ridícula, pero que no es suficientemente graciosa, ni suficientemente entretenida, ni suficientemente ridícula. Tiene sus momentos.

The Man From UNCLE se ambienta en la década de 1960, mientras los Estados Unidos y la Unión Soviética estaban ponderando si echar el pleito o inventarse carreras tecnológicas (armamentista y espacial, por ejemplo) para demostrar su superioridad. Aquí encontramos a dos espías de bandos opuestos, de la CIA está Napoleon Solo (Henry Cavill) y de la KGB está Illya Kuryakin (Armie Hammer). Ambos están en Alemania oriental buscando a la joven Gaby Teller (Alicia Vikander), cuyo padre está desaparecido y se cree que está trabajando en una bomba atómica.

La trama se presta a ser reducida a “los tipos buenos en contra de los tipos malos, y el villano quiere acabar con el mundo y de paso hacerse de dinero”. Como la CIA ni la KGB saben dónde está el Dr. Teller, deciden unir fuerzas y de alguna manera vincular a Gaby con su tío Rudi (Sylvester Groth), quien trabaja para la naviera Vinciguerra, cuyos propietarios son el nazi Alexander (Luca Calvani) y la femme fatale Victoria (Elizabeth Debicki). Yo perdí el hilo de este asunto hace mucho tiempo. No sé qué es lo que pinta el infeliz de Alexander en toda la historia, y casi acabándose la película es que me hacen recordar que era el esposo de Victoria.

Lo primero que hay que decir del filme es que todo se ve colorido y espléndido, inclusive la música se ve colorida y espléndida. Henry Cavill es una especie de James Bond al estilo de Sean Connery y Pierce Brosnan mezclado con un poco de Roger Moore, y lo que mejor recuerdo de éste involucra un camión y un sánguche. Armie Hammer es una especie de Iván Drago, alto, fuerte, rudo, de pocas palabras, y de las pocas cosas que recuerdo de éste involucra dejar inconsciente a un guardia de seguridad por un reloj. Los diálogos entre estos dos son entretenidos, pero como dije al principio, no son suficientes para mantenerme entretenido por dos horas. Asimismo, las acciones de éstos para intentar superar las habilidades del otro también son graciosas, pero no hay suficientes.

Fui con la idea de que la película sería un espectáculo ridículo al estilo Kingsman: The Secret Service (2015), pero a diferencia de ésta, The Man From UNCLE tiene que entrar en momentos serios para poder avanzar la trama, por lo que se siente como una narración dispareja. Hay escenas de peleas y disparos, pero para poder mantener la clasificación de “PG-13” no nos muestran nada, o son muy breves, o usan atajos para dejarnos saber que algo pasó y que no veremos nada de ello. Hay una persecución casi al final, y me encontraba porque no entendía la ubicación de nadie. Se ve divertida, pero estoy espacialmente perdido.

Para concluir, me parece que The Man From UNCLE tenía el potencial de ser una película de espías que fuera graciosa y entretenida, pero que queda corta en el intento. No tengo ganas de volverla a ver, pues hay otras películas más entretenidas allá afuera, y lo más probable sólo vuelva a verla antes una posible secuela.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *