El baúl de los recuerdos

Jurassic Park (1993)

Parque jurásico

Jurassic Park (1993)
Publicado en El Baúl, Review por - Jun 09, 2015

Para mí, una de las películas más memorables de la década de los 90s es Jurassic Park, basada en el libro del mismo nombre de Michael Crichton. Jurassic Park juega con la idea de que es posible recrear/clonar dinosaurios, extintos hace 65 millones de años, por medio del ADN, y hacer todo un parque temático para que así Universal Studios pueda vender más mercancía relacionada a la película. Meta.

John Hammond (Richard Attenborough) es el genio detrás del parque temático de la película, y quien se encuentra en aprietos económicos ya que sus inversionistas están dudando de la capacidad del parque de atraer a turistas. El abogado de los inversionistas, Gennaro (Martin Ferrero), sugiere llevar a expertos en el tema de los dinosaurios para que certifiquen la calidad de las instalaciones, y así darle el visto bueno a los inversionistas para terminar de construir el susodicho parque.

Los expertos son el paleontólogo Alan Grant (Sam Neill), la paleobotánica Ellie Sattler (Laura Dern), y el matemático Ian Malcolm (Jeff Goldblum). Espera un momento. ¿Qué tiene que ver un matemático con dinosaurios? No sé, pero digamos que el hombre es un pesimista y se lo atribuye todo a la “Teoría del Caos“. Hubiera sido una buena idea invitar a estos expertos un fin de semana en que no haya un huracán dirigiéndose a la isla, pero así son las películas.

Niños, esta es la magia del cine.

Niños, esta es la magia del cine.

Uno de los aspectos que más me agradan del filme es que usan a los personajes como canales de emociones. Por ejemplo, el primer encuentro de Alan Grant con los brachiosaurus, combinado con la banda sonora de John Williams, es algo que sólo puedo describir como mágico. John Hammond es como Santa Claus, y Grant y Sattler son como niños que reciben los regalos que han estado esperando.

Al igual que hay tiempo para estar fascinados por los dinosaurios, también hay tiempo para estar atterados por los mismos. Claro, esto no nos lo darán desde un principio, sino que Steven Spielberg nos da el terror en trocitos digeribles. El T-Rex quizás sea el dinosaurio más icónico de la película (¿no son sus huesos en la portada?), pero a quien debemos de temerle, según el único responsable de la seguridad del parque, Muldoon (Bob Peck), es a los velociraptors. Así ya tenemos el terror montado antes de que nos presenten a cualquiera de estos dos carnívoros.

No sé quienes serán los padres de Lex (Ariana Richards) y Tim (Joseph Mazzello), pero mandan a estos carajitos a que se pasen el fin de semana a la isla del abuelo John Hammond, el mismo fin de semana en que hay alerta de huracán. Asumiré que es porque son gringos que no tienen ni la más remota idea de lo que es un huracán, porque cuando uno vive en el caribe, en la trayectoria de los huracanes, uno entiende que estar en una pequeña isla con o sin depredadores invencibles no suena como una buena idea para pasar el fin de semana.

Hello, Jerry.

Hello, Jerry.

El caso es que las vainas salen mal gracias a Newman (Wayne Knight) y el huracán sin nombre, y ahora los niños están atrapados con unos desconocidos cerca de la jaula del T-Rex, mientras que John Hammond y Samuel L. Jackson intentan reparar el daño hecho por Newman. El propósito de estos niños en la película no sólo es mostrarnos lo impotentes que estamos ante unos monstruos prehistóricos, sino que también sirven para definir al personaje de Alan Grant, quien no quiere saber de niños desde el principio de la película.

Jurassic Park tiene más de 20 años desde su lanzamiento en los cines y, a pesar de que en la mayor parte de la película no hay dinosaurios (15 minutos en total, según la interné) y en ciertas escenas se nota que los dinosaurios fueron generados a computadora, todavía tiene el poder de asombrar. Quizás es la nostalgia hablando.

Bueno, pues para finalizar, el próximo loco que quiera hacer un parque temático de dinosaurios debería de hacerlo sólo con dinosaurios machos, y para mayor seguridad no incluir ninguna especie de carnívoros, sólo herbívoros. Nadie me hará caso, ¿verdad?

Ningún review está completo sin esta foto del majestuoso Jeff Goldblum.

Ningún review está completo sin esta foto del majestuoso Jeff Goldblum.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *