Reviews con sabor a pollo

The Counselor (2013)

El abogado del crimen

The Counselor (2013)
Publicado en Review por - Feb 10, 2014
Ver Trailer

The Counselor  es una de las películas más aburridas que he visto recientemente, y es una de esas que te hace sentir como un tremendo idiota si no te has quedado dormido en los primeros 15 minutos. Luego de estos 15 minutos, si no sabes para dónde es que va, lo mejor es dejarla, porque en ningún momento se pone mejor, sino que sigue y sigue por el mismo camino de somnolencia y no termina en nada. No soy un hombre inteligente.

Ninguno de los personajes me importó, las palabras que salían de sus bocas tampoco me importó, y la trama me pareció tan desarticulada que hubiese preferido que cortaran los diálogos para que explicaran mejor lo que estaba pasando. Si dejaran de hablar tanto, quizás me importarían los personajes. Lo que tenemos es a un montón de individuos que sólo puedo describir levemente como “no me importa”, “no me importa”, “no me importa”, “no me importa”, y “no me importa”. Encuentro gente más interesante en las cajas de conflé (del inglés corn flakes).

Claro que EE.UU. va a aceptar un camión séptico de México. Es más saludable que McDonald's.

Claro que EE.UU. va a aceptar un camión séptico de México. Es más saludable que McDonald’s.

El señor Counselor o Consejero/Abogado es interpretado por Michael Fassbender, quien no tiene nombre y sólo puedo describir como un personaje completamente pendejo e innecesario, a pesar de que es el titular de la película. Irónicamente, para ser el Sr. Consejero, es el único personaje que todo el mundo y el perro de la vecina se la pasa aconsejando. “Sr. Consejero, no haga eso”.  “Sr. Consejero, no haga aquello”. “Sr. Consejero, no haga lo otro”. Creo que ese era el punto, y también creo que es una horrible idea. Horrible.

Hasta le aconsejan elegir el diamante más caro.

Hasta le aconsejan elegir el diamante más caro.

Quizás para pagar el préstamo hipotecario, o el préstamo del vehículo, o el préstamo para el anillo de compromiso de su novia Laura (Penélope Cruz), el Sr. Consejero necesita dinero urgentemente y de mala manera. Aquí es donde entra su amigo Reiner (Javier Bardem), un multimillonario que no hace absolutamente nada con su vida, ni tampoco parece un narcotraficante, sino un “inversionista” del narcotráfico por medio de un tal Westray (Brad Pitt). Entonces este es el meollo del asunto, el tema central del filme, el Sr. Consejero quiere “invertir” una sola vez en el negocio y desaparecer con las ganancias, pero todo sale absolutamente mal, incluyendo la trama y cualquier oportunidad de desarrollar a los personajes.

Es el más grande que has visto, ¿verdad? Me refiero al diamante.

Es el más grande que has visto, ¿verdad? Me refiero al diamante.

La película está cortada en pequeños pedacitos que no parecen estar muy relacionados uno con otro, y se me hace difícil entender la progresión espacio-temporal en que se desenvuelven los personajes. El libreto no me parece que haya sido “bueno” en el sentido de su adaptación a filme, pues llega a detalles tan complejos e innecesarios, que servirían mejor en una novela, en la que puedan abundar con una verborrea de detalles. No es por casualidad que el guionista Cormac McCarthy es un aclamado novelista.

Esta imagen está en mi lista de cosas que deseo borrar de mi mente y no volver a ver.

Esta imagen está en mi lista de cosas que deseo borrar de mi mente y no volver a ver.

A medida que va avanzando los minutos, sólo surgen más y más preguntas acerca de qué diantres es lo que está pasando. Estas preguntas nunca tendrán respuestas, y lo único que nos queda es sobreanalizar el libreto en búsqueda de explicaciones. Si alguien todavía está despierto luego de la primera media hora, el personaje de Brad Pitt tiene algunas pistas para entender una pequeña parte de lo que pasa, pero nada de vital importancia. Malkina (Cameron Diaz) es la novia (o lo que sea) de Reiner, y sólo puede describirse con la canción “Maneater” de Hall & Oates. El Sr. Consejero tiene una conversación telefónica con un sujeto casi al final del filme. Esta conversación le daría un orgasmo a cualquier filósofo, puede resumirse a “la vida apesta, tú apestas, aprende a lidiar con ello”, y este es el mensaje de la película. No hay más que hablar.

Conclusión

The Counselor  es una película difícil de poner en palabras, pero voy a elegir “aburrida” como la mejor descripción de mi experiencia. Los fragmentos aleatorios que la componen no son fáciles de digerir y no explican nada de la trama, mientras que los diálogos son tan complejos que pierden sentido y se hacen difíciles de seguir y darles importancia. Sí, es una experiencia diferente en cuanto a películas se refiere, pero no por eso sea una que haya disfrutado.

Esto dará mucho de que hablar.

Esto dará mucho de que hablar.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *