El baúl de los recuerdos

Despicable Me 2 (2013)

Gru, mi villano favorito 2

Despicable Me 2 (2013)
Publicado en El Baúl, Review por - Jul 08, 2013
Ver Trailer

No me canso de repetirlo. No hay nada más temible que la segunda parte de una película, sobre todo cuando tienes un grato recuerdo de la primera.  Despicable Me 2 llega abarrotada de minions, su mayor protagonismo en escena ha surtido el efecto hilarante deseado. En cambio, las niñas pasan a un segundo plano para hacer espacio a un Gru menos villano y más social. Despicable Me 2, mucho más absurda que la anterior, también es mucho más graciosa.

La película inicia con el robo de toda una base secreta en el ártico a través de un gigantesco aparato en forma de imán. En dicha base se desarrolla un compuesto químico capaz de convertir en mutantes a los usuarios. Para evitar que este peligroso compuesto caiga en manos equivocadas, la AVL (o Liga de Anti- Villanos por sus siglas en inglés) debe contactar a alguien capaz de detener al autor del robo. La persona indicada para ellos es  Gru, el villano favorito de todos, con su peculiar nariz y su estrafalaria anatomía, quien ahora está dedicado por completo a sus niñas, Margo, Agnes y Edith. Para contactarle, la AVL envía a la agente Lucy Wilde que vemos en los trailers, y como es de esperar, Gru se niega rotundamente a ayudarles.

Gru se ha retirado por completo del crimen. Él, sus numerosos minions, y su cientifíco personal, el Dr. Nefario, ahora se dedican a hacer mermelada de frutas en su laboratorio. Sin embargo, el Dr. Nefario decide dejar a Gru  y trabajar para otro villano porque extraña ser “malo”, lo cual hace que Gru reconsidere la oferta de la AVL y contacte a la agente Lucy para comenzar la misión. Ambos se instalan en un centro comercial donde fueron rastreados los restos del químico. El principal sospechoso de Gru resulta ser Eduardo, el dueño de un restaurante mexicano que le recuerda a un supervillano llamado El Macho, al que todos presumen muerto. Mientras investigan a los posibles sospechosos en el centro comercial Paradise, Lucy y Gru establecen poco a poco una conexión, mientras sus adorados minions van siendo raptados uno a uno por un desconocido villano, sin que se dé cuenta, para inyectarles el suero y convertirlos en… anti-minions (?)

En esta ocasión la trama se centra más en Gru como padre soltero y una posible relación con la despistada agente Lucy; las niñas como decía,  pasan a segundo plano, la presencia de Edith apenas se nota, y el reciente interés de Margo por los chicos sólo sirve como motor para una graciosa pero muy breve preocupación de Gru como padre protector. Como verán, Gru ya no es el villano con el ingenioso plan, aquella gran mente que se robó la Luna ahora es un padre preocupado y un hombre soltero acosado por las féminas. El personaje de Lucy con su carácter ansioso y espontáneo domina la escena, además de añadir una chispa romántica a través de su innegable química con Gru.

El personaje de Eduardo es todo un estereotipo mexicano, su acento y sus extravagancias latinas son otro de los puntos fuertes y chistosos de la trama,  pero claro, ni siquiera su candente baile de salsa, ni su enorme panza, ni su pecho peludo, logran superar a los indispensables minions. Los creadores de la película lo entendieron y los aprovecharon; los minion son simplemente icónicos, la inocencia y ocurrencia de cada uno de sus actos es simplemente graciosa y por suerte para sus fans, hay más que suficiente de ellos, en diversas situaciones y en diferentes roles. ¡Vivan los minions!

La película no está mal, pero olvidaron que Gru es un villano, o al menos solía serlo, y era lo que hacía a la historia tan interesante. El Dr. Nefario apenas tiene actividad (otra vez), y en cuanto a las situaciones creo que pudieron ser un poco más creativos. La búsqueda del villano pudo dejar más “jugo” si hubiesen puesto en el tapete más sospechosos, pero apenas se limitan al señor Eduardo y a un comerciante de pelucas. La situación con Margo fue graciosa pero poco explotada, me hubiese gustado ver a Gru sacando su naturaleza villana ante algún padre, maestro o bully que se metiese con alguna de sus niñas, pero no pasó.

De todas maneras, la película tiene los elementos de la primera y un poco más. La salvación de Despicable Me 2 definitivamente son los minions, de eso no hay duda, pues el personaje de Lucy es gracioso de una manera un poco forzosa, y Margo, Edith, y Agnes, pues… están ahí. En cuanto a Gru, esta vez, es el villano que debe salvar a todos junto a los minions mientras éstos hacen reír a grandes y pequeños.